Historia

Recorte de prensa - Inauguración del primer refugio de Cabrones en Octubre de 1968Durante las primeras actividades que tuvieron lugar por la zona del Jou de los Cabrones y del Torrecerredo, los montañeros acostumbraban a tomar como punto de base el pueblo de Bulnes o alguna de las cabañas de la majada de Amuesa. Ello suponía un largo desplazamiento, superar un fuerte desnivel y por tanto un sobre esfuerzo físico considerable. Subir desde esas bases hasta el Jou de los Cabrones, llevar a cabo una actividad y tener que volver a bajar al campamento era toda una hazaña en aquellos tiempos.

Así empezó a plantearse la posibilidad de llevar a cabo las obras de un refugio en ese maravilloso entorno que culminaron después de grandes esfuerzos el año 1968 con la construcción de un refugio vivac como el de Cabaña Verónica.

Muchos de los materiales se subían a las espaldas desde Poncebos a través de Bulnes, Amuesa, la Cuesta del Trabe y Jou de los Cabrones. Igualmente alguno de los habitantes de Caín participaron en las obras y subían cemento desde el Cares a través de la Canal del Agua ¡¡¡...!!!

Desgraciadamente, los responsables de dicha construcción hicieron caso omiso de los habitantes de la zona que consideraban errónea la ubicación del refugio. Decían que la zona estaba excesivamente atacada por los temporales, lo cual iría en detrimento del refugio. Dicho y hecho, la construcción se terminó en octubre del 68 y en el invierno del 69 al 70, los elementos dieron al traste con el refugio que tanto trabajo había costado.

Personalmente doy fe de que la nochevieja del 68, que pasé en ese refugio con un amigo, pudimos comprobar como la fuerza de la tormenta que en ese momento se producía hacía vibrar la estructura.

Pocos años después ¿72? y nuevamente con gran esfuerzo se construyó un segundo refugio que se colocó en una loma un poco más alta que donde estuvo el primero. Nuevamente los lugareños dijeron que no era el lugar idóneo. La estructura rectangular y el estar en una loma hizo que de nuevo el refugio durase un par de años.

La zona, un profundo hoyo (jou) suele ser atacada por corrientes de aire provenientes de todos los alrededores que allí se arremolinan y crean fuertes tormentas. El primero además fue debilitado por esas tormentas para acabar siendo pasto de un alud que bajó del Pico Dobresengos.

La federación asturiana, con Alfredo Fdez al frente durante esos años, se planteó la construcción de un tercer refugio en el año 1982. Esta vez haciendo caso a los lugareños se tomó como base el actual sitio donde se encuentra ahora. El tipo de construcción en forma de túnel y con recubrimiento de piedra permitió de una vez por todas que este bello y apartado rincón de los Picos pudiese contar de modo definitivo con un refugio vivac que permitiese las actividades en la zona de forma mucho más cómoda.

En el año 1991 se hizo una ampliación con un segundo módulo que permitió el que el primero quedase exclusivamente como dormitorio y el segundo como comedor en la planta baja y cocina y estancia para el guarda en la planta superior.

Texto de Alberto Rodríguez Montes
Guarda del refugio entre los años 1991 y 2000